Ventajas de los sistemas antiposada en torres de media y alta tensión

Los sistemas de protección de avifauna son muy eficaces para ahuyentar a las aves y reducir su mortandad por causas no naturales.

Evitan la electrocución de estas especies protegidas y reducen el número de incendios por cortocircuito provocados por accidentes de estos animales. Además, minimizan las interrupciones en el servicio de suministro eléctrico y sus consecuencias para los usuarios y las compañías.

Los sistemas de protección de la avifauna resultan tremendamente efectivos a la hora de impedir que estos animales se posen en los apoyos de los diferentes elementos que componen las torres de media y alta tensión. De esta forma, se consigue reducir al máximo la mortandad de estas especies por causas no naturales. Los principales riesgos en este sentido son la electrocución de aves, la colisión y la nidificación.

La electrocución de aves, la causa más habitual de mortalidad

Se han publicado estudios que demuestran que la electrocución de aves es el motivo más habitual de mortalidad entre estos animales. Por lo general, suele suceder con especies que aún no han alcanzado los dos años de vida. Se debe a que, por su inexperiencia, acostumbran a desplegar un vuelo más impreciso al despegar o aterrizar en un punto fijo. Su aleteo es irregular y eso facilita el contacto con los elementos conductores que componen estas instalaciones eléctricas, provocando una descarga que acaba siendo letal.

En el caso de las aves migratorias, la muerte más común suele ser por el impacto con el tendido eléctrico. Hay que tener en cuenta que estas especies suelen recorrer distancias considerablemente largas, por lo que las probabilidades de colisión aumentan. A esto hay que añadir que, por lo general, transitan por determinadas zonas tan solo un par de veces al año, por lo que el desconocimiento del terreno supone un punto en su contra.

En muchas ocasiones, estos accidentes de las aves y la fauna salvaje originan cortocircuitos y conllevan el deterioro de las instalaciones. La mayoría de las veces esto se traduce en cortes obligados en el suministro para arreglar los desperfectos, con las consecuencias negativas que ello implica, no solamente para las compañías eléctricas, sino también para los usuarios y consumidores. Hay ocasiones, incluso, en las que se llegan a producir incendios que causan daños irreparables en el entorno natural.

La nidificación, a su vez, también entraña riesgos para la integridad de estas aves, si bien en este caso la peor parte del daño se la suelen llevar las instalaciones, puesto que la construcción de nidos por parte de las aves sobre ellas incide en la calidad del suministro. Por todo ello, las empresas de distribución de energía y fabricantes especializados como RH Corporative International llevan décadas trabajando para desarrollar sistemas de protección de avifauna que corrijan estas situaciones de peligro.

Los sistemas de protección de avifauna y sus beneficios

La protección de las aves y de su entorno natural es una obligación que viene recogida en el Real Decreto 1432/2008 de 29 de agosto. En este documento se establecen las medidas y prescripciones técnicas a seguir para minimizar lo máximo posible los riesgos que ocasionan estos incidentes. En estos casos, la instalación de dispositivos antiposada es una de las soluciones más efectivas para evitar la electrocución de aves en la medida de lo posible. Algunos de los más empleados son los que siguen:

– Espinas y pinchos, que se fabrican con resina de policarbonato e incorporan inhibidores ultravioleta (UV). Pueden colocarse en cualquier zona donde las aves corran peligro.

– Bastones aislantes de composite o poliméricos, que impiden que se produzcan descargas cuando las aves entran en contacto con las superficies de apoyo.

– Alargaderas, que evitan el posado de las aves y hacen que los puentes sean más largos, por lo que reducen los riesgos de electrocución y nidificación.

– Balizas reflectantes, que son conocidas también como salvapájaros. Tienen forma espiral y contribuyen a reducir el riesgo de colisión, principalmente, en aves con hábitos crepusculares.

Todos estos dispositivos antiposada ofrecen dependiendo de su aplicación y fabricación una gran capacidad de aislamiento eléctrico y son muy resistentes frente a las inclemencias meteorológicas y el desgaste por el paso del tiempo. Su instalación es bastante sencilla y están patentados atendiendo a las exigencias marcadas por la normativa europea.

Las ventajas que ofrecen son infinitas, puesto que está demostrado que el nivel de eficacia es bastante elevado. Por tanto, estas protecciones antielectrocución y antiposado son muy útiles para reducir los riesgos que ya se han descrito. Además, son elementos de seguridad bastante económicos.

En Corporative International R&H S. L. la sostenibilidad es nuestra principal premisa. Motivo por el cual nos esforzamos siempre por garantizar que nuestros procesos y protocolos sean seguros y respeten siempre la naturaleza y el entorno. Para cualquier consulta basta con acceder a nuestro formulario de contacto y nuestros profesionales se pondrán al servicio de nuestros clientes. Hay que destacar que somos líderes en Europa como fabricantes de sistemas de protección de avifauna bajo patente propia.

Otros artículos de interés